Dermatitis atópica: ¿Por qué se enrojece la piel de mi hijo?

Dermatitis atópica: ¿Por qué se enrojece la piel de mi hijo?

La dermatitis atópica, también conocida médicamente como eczema, es una condición crónica muy común en la piel de los niños. Aunque puede presentarse a cualquier edad, su aparición es más frecuente antes de los primeros 5 años de vida, explica la doctora Tatiana Riveros, dermatóloga de Clínica Alemana.

Síntomas de la dermatitis atópica

Entre los síntomas de dermatitis atópica la especialista reconoce:

Estas lesiones pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Sin embargo, las zonas de distribución varían con la edad, explica la doctora Riveros. En niños más pequeños, la dermatitis atópica suele comenzar como una inflamación roja y seca de la piel de las mejillas y alrededor de la boca, que puede empeorar cuando comienzan a babear.

Mientras que, cuando los niños van creciendo, el eczema podría aparecer en los brazos, piernas y otras zonas en las que puedan rascarse.

Dermatitis atópica: ¿Por qué se enrojece la piel de mi hijo?

Cuando llegan a la adolescencia, es habitual ver que las lesiones por dermatitis atópica se presentan en los pliegues en general: codos, detrás de las rodillas, el cuello, en el dorso de los pies y en los ojos, agrega la experta.

Causas

Esta condición se produce por la combinación de factores genéticos y ambientales. Así, entre las causas genéticas de la dermatitis atópica se encuentran diferencias en las proteínas que están en la barrera natural de la piel llamada manto lipídico.

De esta forma, cuando esta barrera se debilita o no existe, genera que la piel se vuelva más seca y susceptible a infecciones, ya sea de bacterias, virus u hongos, porque:

Asimismo, el sistema inmune de la piel podría tener reacciones exageradas frente a desencadenantes ambientales, tales como: pelusas de mascotas, fibras de la ropa y ácaros del polvo. En esta línea, los niños con dermatitis atópica podrían presentar con mayor frecuencia alergias respiratorias y asma.

En este contexto, aunque con menor frecuencia, alergias alimentarias específicas podrían empeorar la dermatitis atópica de un niño al momento de ingerir un alimento.

Tratamientos para la dermatitis atópica

Desafortunadamente, al ser una condición permanente, la dermatitis atópica no tiene cura. Sin embargo, existen medidas para disminuir los síntomas y mejorar la calidad de vida. Entre ellos, la doctora Riveros destaca:

Además de estas recomendaciones, la especialista agrega que hay tratamientos con corticoides tópicos para la erupción cutánea y medicamentos antihistamínicos para la picazón, pero no debes olvidar que estos siempre deben ser recetados por un especialista.

Etiquetas: